Santo Domingo, República Dominicana – El Gobernador del Banco Central, Héctor Valdez Albizu, afirmó que el sistema financiero dominicano ha logrado consolidar una gobernanza corporativa de alta calidad, dotada de modernos mecanismos de gestión de riesgos. Estas capacidades han permitido al sector enfrentar un entorno global extremadamente complejo, caracterizado por una serie de riesgos emergentes significativos.

Valdez Albizu hizo estas declaraciones durante la clausura del IX Congreso de la Asociación de Bancos de Ahorro y Crédito y Corporaciones de Crédito (Abancord), que este año se centró en el tema «Gestión integral de riesgos: desafíos y lecciones aprendidas».

En su discurso, el Gobernador del Banco Central enumeró varios desafíos que la banca ha tenido que afrontar. Estos incluyen riesgos cibernéticos, riesgos de seguridad de la información, riesgos reputacionales, y aquellos vinculados con los impactos del cambio climático. 

Asimismo, Valdez Albizu destacó la importancia de mantener enfoques tradicionales en la gestión de riesgos relacionados con el crédito, la liquidez, el mercado y la gestión, en línea con lo que establece la Ley Monetaria y Financiera.

«Esta robustez del sistema financiero se refleja en indicadores prudenciales muy positivos. A junio de 2023, el Índice de Solvencia Regulatoria del Sistema Financiero se situó en un 17.2%, y alcanzó un 18.8% específicamente para los bancos de ahorro y crédito y corporaciones de crédito. Estas cifras superan ampliamente el mínimo del 10% exigido por nuestra legislación monetaria y financiera», subrayó Valdez Albizu.

Además, el Gobernador explicó que la solidez del sistema se debe en parte a una expansión del patrimonio de los intermediarios financieros a un ritmo superior al 14% interanual. Esta expansión permite cubrir con recursos propios el crecimiento de los activos, asegurando así la protección de los depósitos de los ahorrantes.

En cuanto a la calidad de los activos del sistema financiero, Valdez Albizu señaló que se ha mantenido en niveles saludables, con un índice de morosidad de solo un 1.2% y una cobertura de cartera improductiva del 167.6% a agosto de 2023. «En el caso de los bancos de ahorro y crédito y las corporaciones de crédito, los niveles son igualmente positivos, con índices de morosidad de apenas un 1.8% y 1.7%, y niveles de cobertura de 151.7% y 149.0%, respectivamente», añadió.

Para concluir, Valdez Albizu reiteró su confianza en la estabilidad macroeconómica de la República Dominicana. «Nuestro país continuará en una senda de crecimiento sostenido, fundamentado en la fortaleza de su economía, el vigor de sus sectores productivos y la estabilidad de su sistema financiero», proclamó.